Correct Wheelchair Measurements Are Crucial for a Proper Fit. Here’s How to Take them.

Person with disability gets wheelchair measurements.

A new wheelchair can have all the latest features, but if it doesn’t fit well, it can easily do more harm than good. That’s why wheelchair measurements are so important.

A poorly fitting wheelchair can lead to sore shoulders, poor posture, tip-over accidents, higher pushing effort, and a lower overall quality of life. According to Canadian wheelchair manufacturer Motion Composites, one study found that:

  • 68 percent of the wheelchairs evaluated in the study weren’t suitable for their users.
  • 70-100 percent of wheelchair users experience shoulder pain.

The good news is that if your wheelchair provider takes the right measurements in the right way, you’re much more likely to get a chair that fits. That will make your life easier and help keep you pain free for longer.

But exactly what measurements be taken, and how? Motion Composites recently held a webinar explaining just that. It was presented by physical therapist Erin Maniaci, who works in spinal cord injury rehab and related areas.

Here are the key measurements that Maniaci said your provider needs to take. Arm yourself with this information next time you get a wheelchair to make sure they do it right. After all, your personal involvement in choosing a wheelchair is vital for overall health.

Physical Exam

The first thing your provider should do is examine you to determine your capabilities and limitations.

Your provider should examine you both sitting (in and out of a wheelchair) and lying down. They should also look at your current seating (cushion, etc.) to see if it’s causing problems. 

The lying-down portion of the exam is technical, but your provider should know what to do. Generally, it should involve things like anterior and posterior pelvic tilt; pelvic rotation; hip flexibility; hamstring length; and trunk, shoulder, neck, and head position.

The sitting portion of the exam should involve you sitting on a firm surface. The goal is to evaluate your posture and balance, trunk support, lower limb flexibility, etc.

Wheelchair Assessment

After the physical exam, it’s time to take wheelchair measurements. There are plenty of guidelines available on exactly how to do this, and your provider should be familiar with them.

That said, there’s something of an art to the process. Although the general idea is the same (measuring different parts of your body and translating those measurements into wheelchair dimensions), not all healthcare professionals do it the same way. It requires clinical judgment.

That said, a document called the Clinical Application Guide to Standardized Wheelchair Seating Measures of the Body and Seating Support Surfaces attempts to standardize how this is done. Let your provider know about it if they don’t already.

Generally speaking, when it comes to measurements:

  • Your hip width helps determine seat width.
  • The distance from your buttocks to your popliteal fossa (a diamond-shaped space behind your knee joint) helps determine seat depth.
  • Your lower leg length (knee to heel) helps determine seat footrest height.
  • The angle between your thighs and your trunk helps determine seat to back angle.
  • The rear wheel position will affect stability and pushing efficiency.

Each of these measurements requires specific considerations and careful calculations, but here are a few things to keep in mind.

Hip Width

It’s best to take this measurement with calipers, Maniaci said, although a solid measuring tape will suffice. She cautioned against adding a couple of inches to accommodate coats, weight gain, etc. Some providers do this, but it’s generally not a good idea.

“We have to do our best for what is going to fit right now, keeping in mind what might change over time,” she said. This might result in a bit of inconvenience when wearing a heavy coat or other bulky clothing, but “We don’t want to build the chair for 10 percent of the time. We want to build it for 90 percent,” she said. 

When translating hip width to seat width, a provider should measure from one outside rail to the other or the upholstery width, depending on the wheelchair.

Improper seat width can cause all sorts of problems, including poor posture, higher pushing difficulty, and less access to the wheels. For example, if a seat is 1 inch too wide, it can decrease pushing efficiency by 10 percent. So it’s important to make sure your provider gets this right.

Buttocks to Popliteal Fossa

Key considerations here include:

  • Whether this measurement the same on both sides
  • Whether the you will propel the wheelchair with your feet
  • How flexible your knees are
  • Whether one leg shorter than the other

When translating this measurement to seat depth, your provider should measure from the front of the back post to the front of the seat sling. Note that seat depth and frame depth are not the same. 

Also, you will need more room to flex your knees if you’re going to propel the chair with your feet, which means a shallower seat. And if your legs are different lengths, the seat depth should be calibrated for the shorter one.

Improper seat depth can cause many of the same problems as improper seat width, including poor posture. It can also make you unstable and even cause pressure wounds.

Lower Leg Length

This is measured from your popliteal fossa to your heel, and it can vary between one leg and the other. Also note what foot angle is most comfortable.

When measuring the wheelchair, the provider should measure from the front edge of the seat upholstery to the attachment point of the footrest. They should consider your cushion height and footwear, as well as the floor clearance.

Getting the correct lower leg length is important to help prevent you from sliding forward. It also helps with pressure distribution and foot propulsion.

Thigh-to-Trunk Angle

To determine this, you lie on your back while your provider lifts each leg and measures the angle between your thigh and your torso with a special piece of equipment. This measurement helps determine (but is not the same as) the wheelchair’s seat-to-back angle, i.e. the angle between the back upholstery and the back cane.

The angle of the back support, the seat slope, and the seat cushion all should be used to determine the correct seat-to-back angle.

Rear Wheel Position

Maniaci also stressed the importance of rear wheel position. This can affect a number of things, including rolling resistance and stroke efficiency. 

Properly positioned wheels will make you more efficient and maneuverable, and help protect your shoulders. Conversely, Wheels that are too far back or too far forward can make it harder to push, cause shoulder injuries, and/or cause you to tip over backwards.

Here are some general guidelines for positioning the rear axle front to back:

  • Move the rear wheel as far forward as possible without compromising your stability.
  • Your middle finger should be in line with the center of the axle.
  • Your shoulder should be in line with or slightly behind the axle.

To position the rear axle up and down:

  • The angle between your arm and forearm should be between 100-120 degrees.
  • You should have 60-80 degrees of elbow flexion when your hand is on the top of the pushrim.
  • These angles are ideal, and can be hard to optimize with some people.

I didn’t know any of this when I got my Motion Composites wheelchair. Fortunately, a qualified professional from the vendor did. My wheelchair fits me like a glove, and I couldn’t be happier.

So next time you go wheelchair shopping, keep these things in mind. I hope you end up with a chair you’re happy with. 

And stay tuned this month for a post on maximizing wheelchair pushing efficiency, again courtesy of Motion Composites. I certainly could use some tips on that, and I’m sure you could, too.

Note: Nothing in this article should be taken as medical advice. See your medical provider for that.

Las Medidas Correctas Son Cruciales Para una Silla de Ruedas que Se Ajuste Correctamente. Aquí Se Explica Cómo Tomarlos.

Comprar una silla de ruedas manual puede resultar complicado. Necesita uno que sea lo suficientemente liviano, que se ajuste a su presupuesto y que tenga las características adecuadas. Pero lo más importante es que encaje bien.

Si una silla de ruedas no se ajusta correctamente, puede provocar dolor de hombros, mala postura, accidentes por vuelco, mayor esfuerzo para empujar y una menor calidad de vida en general. Según el fabricante canadiense de sillas de ruedas Motion Composites, un estudio encontró que:

  • El 68 por ciento de las sillas de ruedas evaluadas en el estudio no eran adecuadas para sus usuarios.
  • Entre el 70 y el 100 por ciento de los usuarios de sillas de ruedas experimentan dolor en el hombro.

La buena noticia es que si su proveedor de sillas de ruedas toma las medidas correctas de la manera correcta, es mucho más probable que obtenga una silla que le quede como un guante. Eso le hará la vida más fácil y le ayudará a mantenerse libre de dolor por más tiempo.

Pero, ¿exactamente qué y cómo se debe medir? Motion Composites celebró recientemente un seminario web sobre ese tema, presentado por la fisioterapeuta Erin Maniaci, que trabaja en rehabilitación de lesiones de la médula espinal y áreas relacionadas.

Estas son las medidas clave que su proveedor debe tomar. Ármate con esta información la próxima vez que compres una silla de ruedas para asegurarte de que lo hagan bien. Después de todo, su participación personal en la elección de una silla de ruedas es vital para la salud en general.

Examen Físico

Lo primero que debe hacer su proveedor es examinarlo para determinar sus capacidades y limitaciones.

Su proveedor debe examinarlo tanto sentado (dentro y fuera de una silla de ruedas) como acostado. También deberían revisar su asiento actual (cojín, etc.) para ver si está causando problemas.

La parte del examen acostado es técnica, pero su proveedor debe saber qué hacer. Generalmente, debería involucrar cosas como la inclinación pélvica anterior y posterior; rotación pélvica; flexibilidad de la cadera; longitud del tendón de la corva; y posición del tronco, hombros, cuello y cabeza.

La parte sentada del examen debe implicar que usted se siente sobre una superficie firme. El objetivo es evaluar tu postura y equilibrio, soporte del tronco, flexibilidad de las extremidades inferiores, etc.

Evaluación de Silla de Ruedas

Después del examen físico, llega el momento de tomar medidas en silla de ruedas. Hay muchas pautas disponibles sobre cómo hacer esto exactamente y su proveedor debe estar familiarizado con ellas.

Dicho esto, hay algo de arte en el proceso. Aunque la idea general es la misma (medir diferentes partes del cuerpo y traducir esas medidas a las dimensiones de la silla de ruedas), no todos los profesionales sanitarios lo hacen de la misma manera. Requiere criterio clínico.

Dicho esto, existe un documento llamado Guía de aplicación clínica para medidas estandarizadas del cuerpo y superficies de apoyo de los asientos en sillas de ruedas que intenta estandarizar cómo se hace esto. Infórmeselo a su proveedor si aún no lo ha hecho.

En términos generales, en cuanto a medidas:

  • El ancho de tu cadera ayuda a determinar el ancho del asiento.
  • La distancia desde las nalgas hasta la fosa poplítea (un espacio en forma de diamante detrás de la articulación de la rodilla) ayuda a determinar la profundidad del asiento.
  • La longitud de la parte inferior de su pierna (de la rodilla al talón) ayuda a determinar la altura del reposapiés del asiento.
  • El ángulo entre los muslos y el tronco ayuda a determinar el ángulo entre el asiento y el respaldo.

Cada una de estas mediciones requiere consideraciones específicas y cálculos cuidadosos, pero aquí hay algunas cosas a tener en cuenta.

Ancho de la Cadera

Es mejor tomar esta medida con un calibrador, dijo Maniaci, aunque una cinta métrica sólida será suficiente. Advirtió contra agregar un par de pulgadas para acomodar abrigos, aumento de peso, etc. Algunos proveedores hacen esto, pero generalmente no es una buena idea.

“Tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo para lograr lo que se adaptará ahora, teniendo en cuenta lo que podría cambiar con el tiempo”, dijo. Esto podría resultar un poco incómodo al usar un abrigo grueso u otra ropa voluminosa, pero “no queremos construir la silla durante el 10 por ciento del tiempo. Queremos construirlo en un 90 por ciento”, dijo.

Al traducir el ancho de la cadera al ancho del asiento, el proveedor debe medir desde un riel exterior al otro o el ancho de la tapicería, dependiendo de la silla de ruedas.

Un ancho inadecuado del asiento puede causar todo tipo de problemas, incluida una mala postura, una mayor dificultad para empujar y un menor acceso a las ruedas. Por ejemplo, si un asiento es 1 pulgada demasiado ancho, puede disminuir la eficiencia de empuje en un 10 por ciento. Por eso es importante asegurarse de que su proveedor haga esto bien.

Nalgas Hasta Fosa Poplítea

Las consideraciones clave aquí incluyen:

  • Si esta medida es la misma en ambos lados
  • Si impulsará la silla de ruedas con los pies
  • ¿Qué tan flexibles son tus rodillas?
  • Si una pierna es más corta que la otra

Al traducir esta medida a la profundidad del asiento, su proveedor debe medir desde la parte delantera del poste trasero hasta la parte delantera del cabestrillo del asiento. Tenga en cuenta que la profundidad del asiento y la profundidad del marco no son iguales.

Además, necesitarás más espacio para flexionar las rodillas si vas a impulsar la silla con los pies, lo que significa un asiento menos profundo. Y si sus piernas tienen diferentes longitudes, la profundidad del asiento debe calibrarse para la más corta.

Una profundidad inadecuada del asiento puede causar muchos de los mismos problemas que un ancho inadecuado del asiento, incluida una mala postura. También puede volverte inestable e incluso provocar heridas por presión.

Longitud de la Parte Inferior de la Pierna

Esto se mide desde la fosa poplítea hasta el talón. También puede variar entre una pierna y la otra, así que presta atención a eso. Tenga en cuenta también qué ángulo del pie es más cómodo.

Al medir la silla de ruedas, el proveedor debe medir desde el borde delantero de la tapicería del asiento hasta el punto de fijación del reposapiés. Deben considerar la altura del cojín y el calzado, así como la distancia al suelo.

Obtener la longitud correcta de la parte inferior de la pierna es importante para evitar que se deslice hacia adelante. También ayuda con la distribución de la presión y la propulsión del pie.

Ángulo del Muslo al Tronco

Para determinar esto, usted se acuesta boca arriba mientras su proveedor levanta cada pierna y mide el ángulo entre su muslo y su torso con un equipo especial. Esta medida ayuda a determinar (pero no es lo mismo) el ángulo entre el asiento y el respaldo de la silla de ruedas, es decir, el ángulo entre la tapicería del respaldo y el bastón del respaldo.

El ángulo del respaldo, la inclinación del asiento y el cojín del asiento deben combinarse para proporcionar el ángulo correcto entre el asiento y el respaldo.

Posición de la Rueda Trasera

Maniaci también destacó la importancia de la posición de las ruedas traseras. Esto puede afectar varias cosas, incluida la resistencia a la rodadura y la eficiencia de la carrera.

Las ruedas colocadas correctamente lo harán más eficiente y maniobrable, y le ayudarán a proteger sus hombros. Por el contrario, las ruedas que están demasiado atrás o demasiado adelante pueden dificultar el empuje, causar lesiones en los hombros y/o hacer que usted se caiga hacia atrás.

Aquí hay algunas pautas generales para colocar el eje trasero de adelante hacia atrás:

  • Mueva la rueda trasera lo más adelante posible sin comprometer su estabilidad.
  • Su dedo medio debe estar alineado con el centro del eje.
  • Su hombro debe estar alineado con el eje o ligeramente detrás.

Para posicionar el eje trasero hacia arriba y hacia abajo:

  • El ángulo entre el brazo y el antebrazo debe estar entre 100 y 120 grados.
  • Debe tener entre 60 y 80 grados de flexión del codo cuando su mano esté en la parte superior del aro de empuje.
  • Estos ángulos son ideales y pueden resultar difíciles de optimizar para algunas personas.

No sabía nada de esto cuando compré mi silla de ruedas Motion Composites. Afortunadamente, lo hizo un profesional calificado del proveedor. Mi silla de ruedas me queda como un guante y no podría estar más feliz.

Así que la próxima vez que vayas a comprar una silla de ruedas, ten en cuenta estas cosas. Espero que termines con una silla con la que estés contento.

Y permanezca atento este mes a una publicación sobre cómo maximizar la eficiencia del empuje de sillas de ruedas, nuevamente cortesía de Motion Composites. Ciertamente me vendrían bien algunos consejos al respecto, y estoy seguro de que a usted también le vendría bien.

Nota: Nada de lo contenido en este artículo debe tomarse como consejo médico. Consulte a su proveedor médico para eso.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top