Pressure Sores Can Be Deadly. Here Are Six Risk Factors You Need to Know.

What pressure sores are and how they form

If you sit in a wheelchair all day – or even if you walk with crutches and occasionally sit on a hard surface for long periods of time, like I do – pressure sores (also called pressure ulcers) are a serious health concern.

Several factors can help determine your risk of developing pressure sores so you can prevent them from forming in the first place. 

Before I continue, I must credit the content of this post to the Spina Bifida Association (SBA), which recently hosted a fanatic webinar on the subject, presented by Certified Wound Care Nurse Jennifer Wilhelmy. I have spina bifida, and the SBA does heroic work in supporting people like me and searching for a cure.

Based on the webinar, here are six primary risk factors that increase your risk of pressure sores. 

Poor Sensation

Everyone who lives with paralysis has reduced or no sensation in some parts of their bodies. This is probably the biggest risk factor that can cause pressure sores. 

“I think it’s important from a young age for you to understand where sensation is good, where it’s fair, and where it’s just gone,” Wilhelmy said during the webinar. She suggests using a chart or picture to document these areas for caregivers, including where you have and don’t have sensation and exactly what you can and can’t feel in these areas (light touch, pinch, pressure, change in temperature, pain, etc.).

It’s also vitally important to check your skin routinely for red or pressure spots. Get a handheld mirror to look at your body from all angles, and ask someone to mount mirrors in your bathroom so you can see your backside. 

“Skin checks should be as routine as brushing your teeth,” she said. “Make sure wherever you live is set up so you can do that, or that you have a care partner that can help you check.” Look for “anything that’s not your normal skin.”

Other tips to prevent pressure sores from poor sensation include:

  • Consider buying a Habit Camera, a wireless camera on a telescoping arm that can help you check areas you can’t see directly. It sends video to an app on your phone, which you can then send to caregivers or medical providers. 
  • Check your shoes and braces (if you wear them) before putting them on. Make sure there’s nothing in them, such as a pebble or grit, that would cause a wound.
  • If you wear braces, look for swelling in your legs and feet. “If that’s occurring on a routine basis, get in touch with your orthotist or provider so they can make adjustments,” she said. “Don’t just try to squish swollen skin into a brace.” 
  • Along the same lines, keep your braces – velcro, straps, etc. – in good repair to avoid too much pressure or rubbing. If you notice any red or pressure areas that don’t go away by the end of the day, make an appointment to have your braces adjusted.
  • Check for calluses and blood blisters, which is “your body’s way of telling you that area is still under pressure, whether it’s from walking or from the brace you might be wearing,” she said. Again, if you see either of these, have your braces checked and modified if necessary.
  • Check surgical scars for thinning of the skin and possible skin breakdown, especially if they are over bony areas.

Too Much Moisture

Skin that’s constantly moist is more likely to break down. It’s important to stay clean, but it’s equally important to dry thoroughly, including areas that might otherwise stay wet, like between your toes. 

If you’re incontinent, regularly change pads and underwear to avoid keeping moisture next to your skin. “Our skin over time becomes less and less tolerant of incontinence and pressure,” Wilhelmy said.

Additional tips for staying clean:

  • Wash your skin every day and as needed.
  • Make sure the water isn’t too hot.
  • Use mild soap.
  • Use a soft towel, especially between your toes and on the bottoms of your feet.
  • Use a barrier cream to protect your skin from incontinence.
  • Use a moisturizer, but not between your toes, as that will increase the risk of yeast and fungal infections.

Inactivity/Mobility Limitations

Everyone with paralysis has mobility limitations, and these can lead to a sedentary lifestyle. This is bad for your health for a number of reasons, including because it can promote pressure sores. 

“15+ hours in a seated position is a long time, so there needs to be some self-reflection from all of us,” Wilhelmy said. Ask how much time you really spend sitting, and whether you make frequent position changes. When you have sensation, your body sends you a trigger to move. When you don’t have sensation, you don’t get those triggers.” 

People who walk with crutches might be more likely to sit on hard surfaces and not feel when there’s too much pressure. (I’ve been guilty of this.) Pay attention to what you’re sitting on. I’ve also stashed a small cushion in my car that I can use if I’m working in a coffee shop and sitting on a hard chair. 

Most of all, move as much as possible. If you use a wheelchair, set a timer to remind yourself to lift up regularly, and lean forward to let the blood fill your backside. Also consider starting an exercise program if you haven’t already.

Heat and Cold

This one may be obvious, but it can be tricky:  Don’t expose areas with little or no sensation to extreme temperatures, as skin that’s too hot or too cold is more prone to breaking down. 

Probably the biggest risk in this area is taking a shower or bath when the water is too hot. But there are plenty of other risky situations, and they’re not always easy to recognize until it’s too late. For example, “I’ve had a few patients who sat too close to a bonfire and got burns on their shins because they couldn’t feel that they were too close,” Wilhelmy said.

Hand warmers that go inside gloves and boots can cause burns, too. And if you’re out in the cold for a while, make sure your feet are well insulated. 

I’ve been outside during the winter, and the parts of my body I could feel were warm enough. However, when I went back indoors and took off my boots and shoes, my feet were ice cold. A few times, I was lucky not to get frostbite.

Do better than I did. “Be very mindful of the areas of your body that you can’t feel and protect them from both heat and cold,” she said.

Other tips:

  • Check the temperature of surfaces before resting or sitting on them – especially things sitting in the sun.
  • Avoid walking outside barefoot.
  • Avoid sitting too close to a radiator in cold weather.

Poor Nutrition/Hydration

It may not seem connected, but poor nutrition and/or hydration can also promote pressure sores. That’s in part because being overweight puts more pressure on every part of your body.

Proper nutrition can also help heal a pressure sore. “If you do have a wound, getting enough protein to help it heal is super important,” she says. “It’s important to get a balanced diet.” She recommended, on a daily basis:

  • 5 servings of fruits and vegetables
  • 3 healthy meals
  • 2 hours less screen time
  • 1 hour or more of physical activity

Wilhelmy had some other great tips for protecting your skin if you live with paralysis, which I’ll cover next week. Stay tuned! 

Las Llagas Por Presión Pueden Ser Mortales. Aquí Hay Seis Factores De Riesgo Que Necesita Conocer.

Si usted se sienta en una silla de ruedas todo el día, o incluso si camina con muletas y ocasionalmente se sienta en una superficie dura durante largos períodos de tiempo, como lo hago yo, las llagas por presión (también llamadas úlceras por presión) son un problema de salud grave.

Varios factores pueden ayudar a determinar su riesgo de desarrollar úlceras por presión para que pueda evitar que se formen en primer lugar.

Antes de continuar, debo acreditar el contenido de esta publicación a la Asociación de Espina Bífida (SBA), que recientemente organizó un seminario web para fanáticos sobre el tema, presentado por la enfermera certificada en cuidado de heridas Jennifer Wilhelmy. Tengo espina bífida y la SBA hace un trabajo heroico para apoyar a personas como yo y buscar una cura.

Según el seminario web, aquí hay seis factores de riesgo principales que aumentan el riesgo de sufrir úlceras por presión.

Mala Sensación

Todas las personas que viven con parálisis tienen sensibilidad reducida o nula en algunas partes del cuerpo. Este es probablemente el mayor factor de riesgo que puede causar úlceras por presión.

“Creo que es importante que desde una edad temprana comprendas dónde la sensación es buena, dónde es justa y dónde simplemente se ha ido”, dijo Wilhelmy durante el seminario web. Ella sugiere usar un gráfico o imagen para documentar estas áreas para los cuidadores, incluyendo dónde tiene y no tiene sensación y exactamente lo que puede y no puede sentir en estas áreas (toque ligero, pellizco, presión, cambio de temperatura, dolor). , etc.).

También es de vital importancia revisar su piel de forma rutinaria para detectar puntos rojos o de presión. Consigue un espejo de mano para mirar tu cuerpo desde todos los ángulos y pídele a alguien que monte espejos en tu baño para que puedas ver tu trasero.

“Los controles de la piel deberían ser tan rutinarios como cepillarse los dientes”, dijo. “Asegúrese de que dondequiera que viva esté configurado para poder hacerlo, o de tener un cuidador que pueda ayudarlo a verificar”. Busque “cualquier cosa que no sea su piel normal”.

Otros consejos para prevenir las úlceras por presión debido a malas sensaciones incluyen:

  • Considere comprar una Habit Camera, una cámara inalámbrica con un brazo telescópico que puede ayudarlo a verificar áreas que no puede ver directamente. Envía video a una aplicación en su teléfono, que luego puede enviar a los cuidadores o proveedores médicos.
  • Revisa tus zapatos y tirantes (si los usas) antes de ponértelos. Asegúrate de que no haya nada en ellos, como un guijarro o arena, que pueda causar una herida.
  • Si usa aparatos ortopédicos, busque hinchazón en las piernas y los pies. “Si esto ocurre de forma rutinaria, comuníquese con su ortesista o proveedor para que puedan hacer ajustes”, dijo. “No intentes simplemente aplastar la piel hinchada para convertirla en un aparato ortopédico”.
  • En la misma línea, mantenga sus aparatos ortopédicos (velcro, correas, etc.) en buen estado para evitar demasiada presión o roce. Si nota áreas rojas o de presión que no desaparecen al final del día, programe una cita para que le ajusten los frenillos.
  • Compruebe si hay callos y ampollas de sangre, que es “la forma que tiene su cuerpo de indicarle que área todavía está bajo presión, ya sea por caminar o por el aparato ortopédico que podría estar usando”, dijo. Nuevamente, si ve alguno de estos, haga que revisen y modifiquen sus frenillos si es necesario.
  • Revise las cicatrices quirúrgicas para detectar adelgazamiento de la piel y posible rotura de la piel, especialmente si están sobre áreas óseas.

Demasiada Humedad

La piel que está constantemente húmeda tiene más probabilidades de deteriorarse. Es importante mantenerse limpio, pero es igualmente importante secarlo completamente, incluidas las áreas que de otro modo permanecerían mojadas, como entre los dedos de los pies.

Si tiene incontinencia, cámbiese regularmente las toallas sanitarias y la ropa interior para evitar mantener la humedad cerca de la piel. “Con el tiempo, nuestra piel se vuelve cada vez menos tolerante a la incontinencia y la presión”, dijo Wilhelmy.

Consejos adicionales para mantenerse limpio:

  • Lávese la piel todos los días y según sea necesario.
  • Asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente.
  • Utilice jabón suave.
  • Utilice una toalla suave, especialmente entre los dedos de los pies y en la planta de los pies.
  • Utilice una crema protectora para proteger su piel de la incontinencia.
  • Use una crema hidratante, pero no entre los dedos de los pies, ya que eso aumentará el riesgo de infecciones por hongos y candidiasis.

Limitaciones de Inactividad/Movilidad

Todas las personas con parálisis tienen limitaciones de movilidad y estas pueden llevar a un estilo de vida sedentario. Esto es malo para la salud por varias razones, incluso porque puede provocar úlceras por presión.

“Más de 15 horas sentado es mucho tiempo, por lo que es necesario que todos reflexionemos un poco”, dijo Wilhelmy. Pregunte cuánto tiempo pasa realmente sentado y si realiza cambios frecuentes de posición. Cuando tienes sensación, tu cuerpo te envía un disparador para moverte. Cuando no tienes sensación, no obtienes esos factores desencadenantes”.

Las personas que caminan con muletas tienen más probabilidades de sentarse en superficies duras y no sentir cuando hay demasiada presión. (He sido culpable de esto). Presta atención a dónde estás sentado. También guardé un pequeño cojín en mi auto que puedo usar si trabajo en una cafetería y me siento en una silla dura.

Sobre todo, muévete tanto como puedas. Si usa una silla de ruedas, configure un cronómetro para recordar que debe levantarse con regularidad e inclínese hacia adelante para dejar que la sangre llene su trasero. Considere también comenzar un programa de ejercicios si aún no lo ha hecho.

Calor y Frio

Esto puede ser obvio, pero puede ser complicado: no expongas áreas con poca o ninguna sensación a temperaturas extremas, ya que la piel demasiado caliente o demasiado fría es más propensa a deteriorarse.

Probablemente el mayor riesgo en esta zona sea ducharse o bañarse cuando el agua está demasiado caliente. Pero hay muchas otras situaciones de riesgo y no siempre son fáciles de reconocer hasta que es demasiado tarde. Por ejemplo, “He tenido algunos pacientes que se sentaron demasiado cerca de una hoguera y sufrieron quemaduras en las espinillas porque no podían sentir que estaban demasiado cerca”, dijo Wilhelmy.

Los calentadores de manos que se colocan dentro de guantes y botas también pueden provocar quemaduras. Y si vas a pasar un rato al frío, asegúrate de que tus pies estén bien aislados.

Estuve afuera durante el invierno y las partes de mi cuerpo que podía sentir estaban lo suficientemente calientes. Sin embargo, cuando volví a entrar y me quité las botas y los zapatos, tenía los pies helados. Algunas veces tuve suerte de no congelarme.

Hazlo mejor que yo. “Sea muy consciente de las áreas de su cuerpo que no puede sentir y protéjalas tanto del calor como del frío”, dijo.

Otros consejos:

  • Verifique la temperatura de las superficies antes de descansar o sentarse sobre ellas, especialmente las que están expuestas al sol.
  • Evite caminar descalzo al aire libre.
  • Evite sentarse demasiado cerca de un radiador cuando hace frío.

Mala Nutrición/Hidratación

Puede que no parezca relacionado, pero la mala nutrición y/o hidratación también pueden promover las úlceras por presión. Esto se debe en parte a que el sobrepeso ejerce más presión sobre cada parte del cuerpo.

Una nutrición adecuada también puede ayudar a curar una llaga por presión. “Si tienes una herida, es muy importante obtener suficiente proteína para ayudarla a sanar”, dice. “Es importante llevar una dieta equilibrada”. Ella recomendó, a diario:

  • 5 porciones de frutas y verduras
  • 3 comidas saludables
  • 2 horas menos de tiempo frente a la pantalla
  • 1 hora o más de actividad física.

Wilhelmy tuvo otros excelentes consejos para proteger su piel si vive con parálisis, que cubriré la próxima semana. ¡Manténganse al tanto!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Scroll to Top